Depilación

Láser de diodo

Leasier es un equipo creado para tratamientos de depilación láser de diodo cuyo propósito es la fototermólisis selectiva, consistente en la destrucción específica de una estructura celular debido al aumento térmico inducido por un haz de luz, sin afectar a las estructuras vecinas (piel).

Descripción del tratamiento

La melanina es el tipo de célula que le da el pigmento al vello (cuanto más oscuro sea mejor), esta absorbe la luz y la transforma en calor destruyendo las células del bulbo piloso para evitar su regeneración. Como queremos respetar la piel, esta ha de ser lo más clara posible.

Tras la sesión de depilación todos los folículos recibirán la energía del láser, pero sólo algunos se destruirán irreversiblemente no volviendo a salir pelo.

En otros folículos vuelven a salir pelos, más claros, más finos y más tarde que con una depilación convencional, debido a una miniaturización del folículo, por lo que se precisan posteriores sesiones.

 

Protocolo de tratamiento

En la primera visita se realiza la exploración física con el objetivo de determinar las características del pelo, de la piel y de la zona que se va a tratar.

Asimismo, antes de empezar el tratamiento, se dan al cliente unas recomendaciones sobre el sol, los rayos UVA, cómo debe depilar la zona entre sesiones e hidratar la piel, el uso de cremas fotoprotectoras, etcétera.

Es necesario rasurar la zona previamente a la aplicación del láser (no recomendado en tratamientos faciales).

Mientras la sesión, es normal notar cierta molestia en forma de quemazón, pinchazos o leve dolor, y una vez terminada la sesión, se aprecia un eritema que puede mantenerse durante algunos días.

Al inicio del tratamiento facial, el intervalo entre sesiones es de 6 semanas aproximadamente y 2-3 meses para tratamiento corporal.

El número de sesiones dependerá de los siguientes factores: la zona a tratar, el color del pelo y de la piel.

 

Contraindicaciones

  • Vello fino, rubio o cano
  • Fototipo V-VI (pieles oscuras - pieles negras)
  • Piel bronceada
  • Fotosensibilidad (algunos clientes sufren reacción tras la exposición solar causada por el espectro ultravioleta. Los equipos de fotodepilación emiten luz visible e infrarrojo, no deben causar ninguna reacción, pero es recomendable realizar una prueba).
  • Tratamiento con isotretinoína
  • Área con enfermedad cutánea
  • Área ocular
  • Embarazo y lactancia
  • Herpes recidivante en caso de depilación labial
  • Áreas recién depiladas con cera o pinza

 

Efectos adversos

Es habitual notar dolor breve, enrojecimiento y edema en la zona tratada. Si el cliente está bronceado o la energía es demasiado alta para su color de piel, puede que esta capte más energía de la debida y sufra quemadura transitoria, pero cura sin dejar cicatriz aunque puede dar una hipopigmentación temporal.

 

¿Es definitiva?

Depende de la zona. Cuando el folículo ha sido dañado irreversiblemente, no vuelve a formar pelo, pero existen zonas de alta influencia hormonal como la espalda del hombre, el vello facial, la línea alba, el canalillo… que hacen pelo nuevo a lo largo de la vida a partir de folículos pilosos que estaban dormidos. Esto no lo podemos precaver, por ello el mantenimiento a largo plazo es necesario.

Te contactamos

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para informarte y solventar cualquier duda.

Servicios relacionados

Te contactamos

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo para informarte y solventar cualquier duda.